Contractura capsular mamaria

Prevención y tratamiento de la fibrosis post cirugía de aumento de pecho

INTRODUCCIÓN

La contractura capsular de implantes es una de las complicaciones que puede presentarse al someterse a una cirugía de aumento de pecho. Esta alteración se produce por la reacción exagerada del organismo frente un cuerpo extraño, y puede provocar diversos grados de dolor, sensibilidad, deformaciones y endurecimiento en las mamas. El cuerpo forma una cápsula fibrosa y fuerte alrededor del implante, que lo comprime haciendo que que se deforme y pierda su naturalidad. 

Dispositivo único patentado

Aunque el porcentaje de contracturas ha bajado debido a las mejoras en el diseño de los implantes y las técnicas de colocación, se trata de un riesgo posoperatorio que aún hay que tener en cuenta. Hasta el momento, el método que ha demostrado gran efectividad y seguridad a la hora de prevenir y tratar esta complicación, es la aplicación sobre la contractura de Capsuloblast™, dispositivo único desarrollado por INTERmedic con patente mundial.

Este exclusivo sistema de ultrasonidos ha sido diseñado específicamente para la prevención y el tratamiento de la contractura capsular mamaria y ha obtenido resultados positivos incluso en los casos más severos (Grados I a III en la escala de Baker).

ILUSTRACION CAPSULOBLAST copia

Acción mecánica, térmica y bioquímica

Capsuloblast™ produce un triple efecto mecánico, térmico y bioquímico en el tejido, para regular el proceso de renovación del tejido fibroso, mejorar el flujo de sangre y de oxigenación y favorecer la regeneración tisular, mejorando el metabolismo local.

El tratamiento con Capsuloblast™ es seguro, fácil y cómodo, tanto para el médico como para el paciente. No tiene efectos secundarios, ni complicaciones y, en muchos casos, evita la necesidad de una nueva cirugía.

PRODUCTO

Ultrasonidos pulsados de alta frecuencia

Capsuloblast™ es un generador de ultrasonidos especialmente diseñado para el tratamiento de la constractura capsular mamaria, que emite en el rango alto de frecuencia (2Mhz). El equipo cuenta con 8 transductores que se colocan sobre el pecho (4 por mama) y que permiten la penetración de las ondas de ultrasonido en las capas más profundas de la fibrosis. Esto provoca una triple acción –mecánica, térmica y bioquímica–  que contribuye al ablandamiento gradual del tejido, desintegrando las estructuras fibrosas.

Capsuloblast™ funciona en modo de emisión pulsada, para garantizar una máxima seguridad en el tratamiento. 

GALERÍA